miércoles, 12 de abril de 2017

TELECINCO Y AMORES QUE DUELEN

Normalmente no me suelo meter con los programas de televisión, porque no los veo, pero cuando se habla de maltrato soy capaz de aguantar el sueño para observar cómo se refleja el tema en los medios.
Resultado de imagen de amores que duelen"Amores que duelen" es un programa de Telecinco donde presentan historias reales sobre mujeres maltratadas y que se emite en horario donde poca gente puede verlo. Ahí salen las protagonistas para relatar el martirio sufrido en sus propias carnes, volcadas ante la cámara sin más respaldo que el de sus propias espaldas, y alternando su historia con escenas realizadas por actores para que quede fiel reflejo de lo que han vivido.
Cuando lo vi se me vino a la mente la imagen de tantas mujeres que habían hecho pública su situación y que acabaron asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, Ana Orantes , Ana Belén, Mar Herrero, Svetlana o Teodora que aparecieron en los medios y que pocos días después eran veladas en su tanatorio respectivo.
Me sentí desprotegida como ellas, sentí rabia por dejar que estas mujeres, con la excusa de ayudar a otras que se encuentren en su situación, saliesen en un espacio televisivo que sólo exige una sentencia de malos tratos para poder realizar el programa.
Es un formato que proviene de la televisión italiana RAI, que emite desde 2007 y que "dicen" cuenta con el asesoramiento del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Resultado de imagen de amores que duelen telecincoVarias llamadas he recibido de dicho programa para que ponga en contacto con la productora italiana a mujeres víctimas de maltrato, incluso que yo misma vaya para contar mi experiencia como mujer maltratada; pero siempre he dicho que no.
¿Por qué?
Varios son los motivos que me llevan a declinar esta constante presión para que participe o incite a hacerlo a otras mujeres, y aquí los expongo:
                                                                                                                                                                        1.- El único respaldo que se contempla es el de la sentencia de malos tratos que se pueda aportar
    2.- Jamás me han hablado de asesoramiento de ningún Ministerio, simplemente lo dijeron en el momento de presentar el programa, pero no existe, al menos en mi caso, ningún funcionario que me indique qué podría pasar a las mujeres que cuentan su historia ante las cámaras, que protección van a tener por parte de la Fiscalía, por ejemplo. El programa no se responsabiliza de nada.
   3.- El trato que reciben las mujeres es el de una buena peluquería y maquillaje apropiado a las circunstancias que cuenten. No se les compensará económicamente por su participación, mientras que la productora se beneficia de la desgraciada vida y de los golpes, acosos y violaciones que han sufrido estas mujeres en sus propias carnes. Es un mercadeo de la violencia de género.
   4.-Los programas se pueden ver "in tempore" en internet, con lo que se puede esperar el resultado de las confesiones de estas mujeres maltratadas cuando su agresor haya cumplido prisión.
 
Resultado de imagen de verve media companyLa última noticia que tengo de este programa ha sido esta misma mañana, cuando me han llamado para preguntarme cómo pueden hacerse con mi libro. Les he comentado que pueden comprarlo a través mío, que son 10€ y 2€ por gastos de envío, pero la respuesta ha sido: "no podemos comprar un libro si no sabemos si nos sirve". O sea, querían que se lo regalase!!!
Señor@s de la productora Verve Media Company, sin tanto les interesa el tema de la mujer maltratada, si están ganando dinero a costa de las desgracias ajenas, al menos podían quedar bien y decir que el tema les interesa, documentarse, informarse y hacer un debate serio sobre el mismo.
La forma de lucrarse con el dolor ajeno es lo más parecido a los bajos fondos que se cuecen tras las pantallas de televisión. Podrían hacer un buen acto social con este tema y no poner la excusa de ayudar a otras víctimas con declaraciones reales cuando el único lucro es el suyo propio.
¿Por qué no invierten parte de sus ganancias en realizar obras que realmente ayuden a la mujer maltratada?
El hecho de que en Italia sea un éxito, no significa que en España lo vaya a ser, simplemente porque nos han engañado tanto a las mujeres, sobretodo, que no queremos ser más Orantes ni Svetlanas.
Espero que cambien el sistema de producción o mejor aún, retiren ese programa de la parrilla televisiva.